martes, 19 de marzo de 2019

Capítulo 58. Booktrailers. Cuando el cine se mezcla con la literatura

¡Buenas!

Hoy vengo a hablar de algo que no conocía hasta hace unos meses y que resulta ser una herramienta de lo más útil a la hora de promocionar nuestros libros: los booktrailers.



Todos hemos visto tráileres de películas en el cine o en la televisión. En esos segundos o ese minuto de vídeo, se nos presenta una idea de la trama de la película, o de sus personajes, o de lo que vamos a encontrar si vamos a verla... Pues con los booktrailers pasa lo mismo.

Son una herramienta que sirve para que posibles lectores se acerquen a la historia de una manera más visual. Hay sinopsis y portadas que son alucinantes y que llaman la atención desde el primer momento y nos animan a leer el libro. Pero, ¿y si queremos dar a los lectores algo más? Para eso tenemos el booktrailer, que nos servirá para que la historia llegue a los lectores de otra manera, y que les deje con ganas de saber más.

Hay algunos booktrailers muy sencillos y breves pero que dan en el clavo; otros más elaborados empleando imágenes o actores, y siempre con la música como hilo conductor. La idea es hacer atractivo el libro que estamos promocionando... ¿No suena bien?


Cuando me lancé a autopublicar Una vez cada diez años en Lektu, quise hacer las cosas bien y pasé un tiempo hablando sobre ello en mi Twitter y mi Instagram, subiendo imágenes de los personajes, adelantando la sinopsis... Y, por supuesto, creé un booktrailer.

Aunque no soy ninguna experta en la materia, me esforcé y me informé de la mejor manera de hacerlo. Para ello utilicé dos artículos, fundamentalmente:



Me leí los artículos, tomé notas, vi ejemplos... Y al final, con ayuda más profesional en base a la primera versión que había creado, surgió el booktrailer de Una vez cada diez años. ¡Y me encantó! ¿Quieres verlo?



¿Conocías los booktrailers? ¿Te animarás a hacer alguno para posibles publicaciones?

¡Nos vemos en las páginas!

lunes, 11 de marzo de 2019

Capítulo 57. Literatura para cambiar las cosas

¡Buenas!

El viernes pasado fue 8 de marzo, el Día internacional de la mujer. Y, aunque muchas cosas han cambiado desde el 8 de marzo de 1857, aún queda mucho por hacer. Pero, ¿qué puede aportar la literatura en todo esto?



Las historias, los cuentos, los libros, han sido desde hace siglos el contacto de muchas personas con una realidad ajena a ellos, mundos nuevos o incluso épocas históricas. Si ahora mismo te pido que recuerdes la primera vez que te contaron una historia o leíste un cuento, te darás cuenta de que eras más bien pequeño o pequeña... ¿Y cómo te influyó esa historia?

Te voy a contar cómo la literatura me influyó a mí. Desde pequeña me ha encantado leer, que me cuenten historias, escuchar audiolibros... He sido una lectora entusiasta desde pequeña y, como muchas otras niñas de mi edad, consumidora de películas de Disney, que estaban basadas en cuentos.

Aunque Disney siempre endulza sus historias, hay maneras de descubrir las originales: bien leyendo los libros que las recogen, buscando en Internet, viendo vídeos... Y, ¿qué nos deparan estas historias a las mujeres? Ser público de la historia de nuestra vida, pero no la actriz principal. 

Para ser sincera, nunca me gustó La Sirenita:
¿abandonar todo lo que conoces y vender tu voz
por un chico que has visto una vez? ¿Dos?

En muchos cuentos tradicionales y las películas basadas en ellos, las mujeres se limitan a ser rescatadas, esperar, sufrir, competir con otra mujer por un hombre... No había muchas heroínas con las que nos pudiéramos sentir identificadas en este siglo. Y, aun así, nos sentíamos identificadas con ellas. Hace poco me puse a pensar, de hecho, en cómo Memorias de Idhún y otros libros me han influido a la hora de ver a los personajes femeninos.

En la saga Memorias de Idhún hay, entre otras cosas, varios triángulos amorosos. Victoria está tan tranquila ella, enamorada de sus dos pretendientes... Y aparece otra chica. Que puede ser mejor o peor, tener un transfondo u otro, pero que, a sus ojos, es una rival en el amor. ¡Y yo me enfadaba muchísimo! Odiaba a esas personajes que amenazaban la seguridad emocional de Victoria. 

Este tipo de situaciones, que se repiten en muchísimos libros, nos hacen ver a otras mujeres como enemigas en lugar de como posibles amigas o aliadas. Si juntamos esta terrible situación con la que he mencionado antes de las princesas sumisas y enclenques... Nos quedan modelos de personajes que dependen de hombres, les buscan, luchan por ellos, y miden su felicidad en base a lo que consiguen en el terreno amoroso. ¿Es eso algo sano para nosotras? 

¿Y la Cenicienta? "Oh, dejaré que me maltraten en mi propia casa
sin hacer nada hasta que un príncipe que no recuerda mi cara venga
a rescatarme al día siguiente del baile". Por favor.

La literatura puede hacer muchísimo por cambiar este tipo de cosas. Ya lo dije en la entrada sobre la Literatura y la violencia de género, y creo que es igualmente importante para cambiar el cómo las niñas crecen, cómo las mujeres nos vemos a nosotras mismas y nuestro entorno, y cómo percibimos lo que nos pasa. ¡Y no solo lo que nos pasa! Ya está bien de esperar a que nos rescaten y buscar la manera de salir de la torre.

Por eso me encantan las versiones nuevas de cuentos para que las niñas lean modelos de personajes femeninos que no son débiles ni dependen de nadie. Por eso me gustan los personajes fuertes en la literatura juvenil que, aunque se pueden enamorar, no dejan que eso las defina, pues son mucho más. Por eso me gustan las novelas o los relatos donde cada uno marca su propio destino y coge la vida con las dos manos.

Acciones como las del 8 de marzo son necesarias para visibilizar, una vez más, lo necesario que es cambiar las cosas. Pero no podemos hacer todo un día del año. Debemos trabajar día a día, y leyendo y escribiendo historias que cambien el mundo podemos hacer mucho.

Antes de despedirme, te dejo este vídeo. Es una interpretación del cuento "La Cenicienta que no quería comer perdices" de Nunila López Salamero, y creo que es un buen comienzo para dar pasos en ese "despertar", ¿verdad?



¡Nos vemos en las páginas!

lunes, 4 de marzo de 2019

Capítulo 56. #EnMarzoLeeGratis

¡Buenas!

Hoy vengo con otra iniciativa surgida recientemente (como el #LeoAutorasOctubre) y que he descubierto a raíz de estar más metida en círculos lectores en las redes sociales.



#EnMarzoLeeGratis es obra de la escritora Alicia Pérez Gil, que busca facilitar el acceso a la lectura a todo el mundo y, por qué no, visibilizar a más autoras. Hay varias cosas en las que tiene razón: la primera, que no todo el mundo puede permitirse el lujo de pagar X euros por un libro; y la segunda, que "siempre se lee a los mismos". A los mismos, porque el "sota, caballo, rey" de los distintos géneros literarios suele estar compuesto por autores en su mayoría, pero es que si nos paramos a pensar en autoras, muy pocas tienen esa fama. 

Venga, que no te cuesta nada.
Además, literalmente.
¡Y seguro que hay muchísimas autoras con talento por ahí que tienen relatos o novelas publicadas de forma gratuita en la red! Pero no nos paramos a leerlas porque no las ha publicado X editorial o porque no terminamos de confiar en que sean buenas por no tener "nombre". Alicia Pérez Gil también busca eso en esta iniciativa: que salgamos de nuestra zona de confort y nos atrevamos a leer autoras nuevas. Y, no nos engañemos, es más fácil hacerlo cuando no tenemos que gastarnos nuestros dineros en el proceso.



Así que, aunque pensaba empezar uno de los libros que tengo en casa este mes, voy a animarme con el #EnMarzoLeeGratis y buscar relatos o novelas cortas de autoras en distintas plataformas de lectura gratuita (y legal, nada de piratear). Espero poder leer bastantes y compartir, comentar en esas plataformas y reseñar en Goodreads si aparecen. ¡Demos un empujón a las pequeñas (o no tan pequeñas) autoras este marzo!

Antes de terminar voy a dejaros mi granito de arena para este #EnMarzoLeeGratis en forma de novelette. Hace unos meses decidí que todos los relatos que presentara a concursos y fueran rechazados iban a ver la luz de forma gratuita. Este es el primero de ellos, que he estado revisando y corrigiendo y que ahora os comparto en Lektu, con pago social: Una vez cada diez años.



Y ahí arriba tenéis el avance de mi novela de fantasía juvenil, por si os apetece echarle un ojo.

Ah, y por si no te he terminado de convencer para participar, te dejo la publicación de Alicia Pérez Gil en su página web en la que explica qué es #EnMarzoLeeGratis y por qué hacerlo. Es esta publicación la que me ha animado a leer gratis este mes 😉

¿Tienes algún relato o novela publicado de forma gratuita? ¡Déjalo en los comentarios para que los demás puedan leerlo también! Yo os compartiré mis lecturas de este mes a la derecha del blog →

¡Nos vemos en las páginas!

jueves, 28 de febrero de 2019

Capítulo 55. La dama y el león (o unanovelahistóricaágilyfresca)

¡Buenas!

Estamos ante el último jueves (y día) del mes así que toca reseña. En este caso de una novela histórica que he estado leyendo en febrero y que me ha dejado muy buen sabor de boca.



Título: La dama y el león
Autora: Claudia Casanova
Editorial: Planeta
Género: Histórica
Publicado por primera vez: 2007
Número de páginas: 507
Puedes comprarlo en: Amazon, La casa del libro, Fnac...


¿De qué va?

La dama y el león nos cuenta la historia de Aalis, hija de un señor en la Francia del siglo XII que se ve envuelta en un arreglo de matrimonio contra el que se rebela. Lo que para ella es el inicio de su búsqueda de la libertad, para los demás desata una serie de problemas e intrigas que llegan incluso a poner en peligro la "paz" entre dos reyes.

Cuando los caminos son más seguros que
tu hogar, ¿qué puedes hacer?

¿Qué puedo encontrar si lo leo?

Una protagonista que va creciendo y haciéndose fuerte a medida que avanza la historia; unos personajes con profundidad, que te roban el corazón; y unos villanos bien construidos a los que odias desde que aparecen.


¿Lo mejor para mí?

Lo ágil que es como lectura. No suelo leer mucha novela histórica porque los autores se pierden en los detalles y las fechas y todo es demasiado serio para mi gusto. En este caso, Claudia Casanova nos hace sentir en el siglo XII pero desde una perspectiva tan ligera como si estuviéramos leyendo una novela contemporánea.
Y Louis l'Archevêque.


Un juramento al padre de
Aalis harán que Auxerre
mueva cielo y tierra para
encontrarla.
¿Lo peor para mí?

Que cuando entra en detalles de nobles y conflictos resulta algo confuso, sobre todo si no sabes quién era hijo de quién, con quién estaba enfrentado o qué demonios quería cada uno. Lo bueno es que, al menos, ese tipo de tramas no son las más abundantes.


¿Va a mejor o empeora a media que avanza?

Todo el libro se mantiene interesante. Va mejorando hacia un punto más allá de la mitad y después, para mi gusto, pierde un poco el fuelle hasta la parte final, que vuelve a coger ritmo.


Opinión general, ¿lo recomendaría?

Sí, si has leído novelas parecidas o te interesa este tipo de literatura. Repito que no es necesario ser un fan de las novelas históricas pero, lo seas o no, es una novela que puede engancharte y gustarte desde el principio.


Aunque se puede leer de forma independiente, sé que La dama y el león tiene una segunda parte, así que pronto tendréis una reseña de la continuación por aquí... ¡Espero que te animes a leerlo antes!

¡Nos vemos en las páginas!

lunes, 25 de febrero de 2019

Capítulo 54. Personajes secundarios que valen oro II

¡Buenas!

Hoy vengo con la segunda parte de esta serie de entradas en las que hablo de secundarios que valen oro. Porque se lo merecen. Porque unos buenos secundarios hacen que una historia sea más rica. ¡Vamos allá!


Louis L'Archeveque - La dama y el león


Este caballero religioso, compañero de Auxerre en La dama y el león es el relajo cómico de la trama medieval en la que nos envuelve el libro. Es una maravilla de personaje, que es capaz de ver lo cómico de las situaciones más desagradables y se camela a casi todo el mundo con su buen humor y su sonrisa.

Es un personaje muy necesario en un mundo lleno de intrigas y que logra hacernos reír con sus ocurrencias cada vez que aparece.


Roran - Eragon


Aunque va tomando protagonismo a medida que avanzan los libros, Roran, el primo de Eragon se presenta ante nosotros como un secundario más en un principio. Su trama va desarrollándose poco a poco, lo que le hace tener cada vez más peso, pero sigue sin quitarle el puesto de protagonista a su primo, por lo que cuadra como secundario.

Supongo que por mi forma de ser, Eragon no terminó de gustarme como protagonista, así que la evolución de Roran, siendo un personaje fuerte con unos valores claros, hizo que se convirtiera para mí en el protagonista que Christopher Paolini podía habernos dado.


Penrox y Vixnar - El bestiario de Axlin


Estos dos hermanos aparecen en la primera mitad del libro, como compañeros de viaje de Axlin. Cuando se va con ellos, Axlin no imagina lo que aprenderá gracias a su ayuda y nosotros no nos imaginamos lo buenos personajes que pueden ser unos buhoneros que podrían pasar como simples "conductores".

Penrox y Vixnar viven en el mundo de Axlin con todas las consecuencias. Han elegido un trabajo que les tiene en peligro más de la mitad de las veces y no se arrepienten de ello. ¡Es más! Han aprendido a vivir ese tipo de vida y la disfrutan. Casi entran ganas de salir a los caminos con ellos. Casi...


Luna Lovegood - Harry Potter (a partir de La orden del fénix)


No le estoy descubriendo nada nuevo a nadie al hablar de personajes de Harry Potter pero Luna es alguien que merece la pena mencionar. Lo que en un principio podía haberse quedado en un personaje extravagante más se convierte en alguien muy necesario, no solo para el desarrollo de los acontecimientos, sino también para la evolución de Harry.

Luna es todas esas personas que fuimos llamadas raras durante nuestra etapa escolar pero seguimos siendo nosotras mismas a pesar de todo. Es todos aquellos que nos enorgullecemos de ser diferentes porque, total, ya hay mucha gente normal en el mundo.



¡Y hasta aquí la entrada de hoy! ¿Qué te parecen los personajes secundarios de esta segunda parte? ¿Hay alguno que eches de menos?

¡Nos vemos en las páginas!